Impresión 3D en la fabricación

La industria manufacturera siempre está buscando nuevas e innovadoras formas de trabajar y en los últimos años, la impresión en 3D ha estado a la vanguardia. Los avances en la tecnología, equipo y materiales de la impresión en 3D han hecho que los costos se reduzcan, convirtiéndola en una opción más factible para el uso general de la manufactura.

La fabricación tradicional tiene que hacer frente a las crecientes demandas del mundo, pero tiene algunas restricciones. Ahí es donde la impresión 3D puede intervenir para tomar el control. La impresión en 3D para la fabricación viene con un número de ventajas excitantes y únicas cuando se compara con la fabricación tradicional.

manufacturing

Impresión 3D en producción

Fabricación de bajo volumen

El paso a la impresión en 3D hará posible que las empresas consideren la producción de piezas en tiradas cortas, en las que los equipos de producto enfocados pueden lanzar nuevos productos con mayor frecuencia. Podrán trabajar más allá de los reinos de su imaginación y ciertamente más allá de las restricciones que vienen con los métodos tradicionales. Ofrece un proceso de desarrollo ágil para las piezas físicas y tiene la capacidad de acelerar la producción y el tiempo de llegada al mercado.

No hay duda de que la impresión en 3D está muy por delante de los métodos convencionales cuando se trata de fabricar los primeros cientos de piezas. Pero, ¿es la impresión 3D también adecuada para la fabricación a gran escala?

Fabricación de alto volumen

La impresión en 3D es una tecnología que se está desarrollando y creciendo más rápidamente que la mayoría de las demás tecnologías debido a la forma en que puede influir en los procesos de fabricación y ayudar a las empresas a rendir a un nivel más alto. Una línea de producción que se configura para la impresión en 3D es más fácil de modificar que la de una línea de producción para la fabricación tradicional, lo que hace que la impresión en 3D sea una opción viable por muchas razones.

Toda la línea de producción puede ser ajustada y adaptada con la velocidad de la línea de producción de impresión. Por lo tanto, las mejoras en la maquinaria, los ajustes en la velocidad de impresión o incluso un cambio de producto pueden hacerse casi instantáneamente. Si se considera esto frente a los métodos más antiguos, puede llevar varias semanas o meses hacer los cambios y luego comenzar a producir de nuevo.

Es inevitable que las capacidades que vienen con la impresión en 3D y la forma en que la tecnología evoluciona permitan a las empresas adoptar esta nueva forma de producir productos o piezas y es probable que esta adopción crezca bien en el futuro.

¿Cuáles son las ventajas de usar la impresión 3D para la fabricación?

1. Reducción de los costes

Los métodos de fabricación tradicionales son notoriamente costosos, mientras que el proceso de impresión en 3D hace que la creación de los productos de las piezas sea más barata y accesible. A diferencia de la fabricación tradicional, en la que puede ser necesaria la intervención de muchas personas diferentes para hacer funcionar una serie de máquinas o se requiere una línea de producción para ensamblar el producto, la impresión en 3D elimina esto. Cada impresora 3D requerirá que un operador ponga en marcha la máquina antes de que comience un proceso automatizado de creación del diseño cargado. Por lo tanto, cuando se utiliza la impresión en 3D para la fabricación, los costos de la mano de obra son significativamente más bajos, ya que no es necesario que maquinistas u operarios cualificados formen parte del proceso.

2. Reducción de riesgos

Cuando las empresas tienen la capacidad de confirmar un diseño antes de comprometerlo en la producción, puede ayudar a eliminar el riesgo de errores, materiales y dinero desperdiciados. La creación de productos con impresión en 3D puede ayudar a aumentar la confianza, especialmente si se tiene en cuenta que un prototipo en 3D es más fácil de rediseñar y alterar que cualquier cosa que se haya creado con un método tradicional.

En cuanto a los costes de configuración, los fabricantes no tendrán que producir tanto de un producto para justificar los costes de configuración. Los métodos tradicionales de producción a menudo se basan en las eficiencias de la producción en masa y requieren un gran número de trabajadores de montaje, mientras que la impresión en 3D requiere el material de filamentos y no mucho más para cumplir un pedido.

3. El fracaso es más barato y más rápido

Las impresoras 3D no necesitarán ser reajustadas entre las tiradas de producción. La velocidad a la que una impresora 3D puede ensamblarse podría considerarse más lenta que la de una línea de montaje tradicional. Sin embargo, cuando se tienen en cuenta los problemas de la maquinaria que pueden detener la producción y el error humano, hay más que puede salir mal con la fabricación tradicional.

4. Tiempo de comercialización

La impresión en 3D permite desarrollar ideas a un ritmo más rápido. En algunos casos, podría ser posible que los conceptos en 3D se diseñaran e imprimieran el mismo día, pero en términos de fabricación a gran escala, es ciertamente más rápido que los métodos convencionales. Esto puede ayudar a las empresas a reducir el tiempo de fabricación de meses a días, asegurando al mismo tiempo que se mantienen por delante de sus competidores.

5. Construir y crecer

Para las empresas que adoptan la fabricación en 3D, es posible seguir creciendo y evolucionando a través de la producción de artículos que han sido creados a partir de su imaginación. No hay límites cuando se trata de la fabricación 3D porque las cosas pueden ser creadas virtualmente y luego impresas en un período de tiempo muy corto. Por lo tanto, para cualquier negocio, un producto puede ir desde una idea, a un concepto hasta la pieza terminada.

6. No hay limitaciones en las geometrías

Durante muchos años, las técnicas de fabricación estándar han frenado el diseño de los productos. Sin embargo, con muchas mejoras hechas ya y otras por venir en el futuro, el proceso de fabricación en 3D puede crear una lista interminable de posibilidades. Geometrías que antes eran difíciles ahora pueden ser logradas como agujeros que cambian de dirección o cavidades interiores cuadradas. Este tipo de diseños se han hecho posibles y más sencillos de construir.

7. Menos desperdicio

Como se trata de una tecnología relativamente nueva que está cobrando impulso, el costo de los materiales puede seguir siendo alto. Sin embargo, la gama de materiales está creciendo y esto hace posible que el precio disminuya con el tiempo. Pero, en comparación con los métodos tradicionales, el costo total es mucho menor. El proceso de fabricación puede dar lugar a muchos residuos, sobre todo en lo que respecta a la fabricación tradicional. Sin embargo, es aquí donde la impresión en 3D para la fabricación puede transformar la cantidad de residuos, debido a la forma en que utiliza los recursos de manera más eficiente.

Cuando se trata de utilizar la impresión 3D para la fabricación, una impresora 3D sólo utilizará el material que pasa a través de la extrusora de la impresora y que se utiliza para el montaje del producto.
En comparación con los moldes de inyección, a menudo se requiere el uso de materiales adicionales para llenar los moldes. En la mayoría de las necesidades de producción en masa, la impresión en 3D producirá una menor cantidad de desechos (por ejemplo, el material de soporte) que la fabricación tradicional.

8. Menos espacio de almacenamiento

Muchas industrias requieren que las empresas almacenen las piezas y productos que necesitan o venden. Esto significa que se requiere una cantidad significativa de espacio de almacenamiento para albergar bienes que pueden estar en un estante durante meses o incluso años. Esto cuesta mucho dinero. Al utilizar la impresión en 3D para la fabricación, se pueden reducir los costos al disminuir la cantidad de espacio de almacenamiento que se necesita. La impresión en 3D hace posible que los bienes se fabriquen a medida que se venden. Esto significa que no habrá sobreproducción y se reducirán los costos de almacenamiento.

manufacturing
  • ✓ Reducción de costos
  • ✓ Menos residuos
  • ✓ Tiempo de comercialización más rápido

¿Cuáles son los desafíos de utilizar la impresión en 3D para la producción a gran escala?

No se pueden ignorar los beneficios de la utilización de la impresión en 3D para la fabricación: eficiencia, velocidad, reducción de los desechos, menos errores y reducción de los costos, por nombrar algunos. No obstante, muchos fabricantes todavía están decidiendo si pasan de utilizar los métodos tradicionales a este nuevo método de fabricación. Identificar los principales retos puede ayudarle a tomar una decisión sobre por qué la impresión en 3D funcionará para usted y cómo puede superar los retos viendo cuánto de una tecnología influyente es y seguirá siendo la impresión en 3D en el futuro.

Cuando se trata de la fabricación de ciertas piezas a gran escala, el uso de una impresora 3D conlleva algunos retos, que las empresas tienen que afrontar, como por ejemplo:

  • El costo del equipo
  • Los materiales disponibles para su industria
  • Necesidades de post-procesamiento
  • Los costos de fabricación
  • (Falta de) pericia
  • Desarrollo y capacidades de los programas informáticos
  • Reciclabilidad

Estos no son todos los retos a los que se enfrentará cualquier empresa a la hora de utilizar la impresión en 3D, pero los principales retos a los que se enfrentarán las empresas son las implicaciones financieras.

A pesar de los desafíos, la impresión en 3D cambiará la forma de fabricar

Sin embargo, en general, no se trata de desafíos que no puedan superarse con una cuidadosa reflexión y planificación. La industria manufacturera está llena de competencia y eso significa que estos desafíos no son más que obstáculos a superar. Esto se debe a que la industria no sólo tiene que pensar en los beneficios técnicos que puede aportar la impresión en 3D para la fabricación, sino también en el valor que puede añadir a un negocio.

Es crucial que las empresas no sólo identifiquen las aplicaciones y las piezas que pueden crear con la impresión en 3D, sino también su estrategia de fabricación en su conjunto y cómo la impresión en 3D debe encajar en ella. Esto se debe a que la tecnología puede mejorar la innovación y el valor de las operaciones generales. Por lo tanto, no se trata de encontrar productos que se ajusten a la tecnología, sino de asegurar que la tecnología se ajuste al producto y al modelo de negocio.

T1250
T1250
The T1250 is the mid range industrial 3D printer in our DESK series.
T850P
T850P with mohawk
The T850P is the small high temperature industrial 3D printer in our PRO series.
T850
T850
The T850 is the mid range industrial 3D printer in our DESK series.
T2000
The T2000 is our perfect sized industrial 3D printer. Print up to 1 meter high, and fits trough every door.